ESTA ES LA DIFERENCIA ENTRE “TRATA DE PERSONAS” Y “TRÁFICO DE PERSONAS”

Un aspecto a destacar es la diferencia existente entre trata de personas y tráfico de personas, ya que “la trata de personas tiene como objetivo la explotación de seres humanos, está catalogada como un delito porque atenta contra los derechos humanos más elementales; mientras que el tráfico de personas se relaciona con la entrada de individuos por vías ilegales a otro país, el cruce de fronteras es el objetivo de esta actividad y es considerado un delito contra el Estado y las leyes de inmigración de un país”, según la publicación Diferencia entre Trata y Tráfico de personas de cerotrata.org.

Según recoge Proyecto Esperanza en su web, estos hechos se dan independientemente de que las víctimas crucen o no las fronteras internacionales o que los agresores sean partícipes de una banda organizada o actúen por solitario.

No hace falta que se haya realizado el acto en sí; sino que el hecho de tener la “intención de explotar a la persona para que el delito ya se haya consumado”

Sin embargo, Bedoya habla de una transnacionalidad de las personas captadas; es decir, las redes de crimen organizado atraviesan fronteras -ya sean terrestres o aéreas -, “entonces, pues en algunas ocasiones sí estarán involucrado los dueños de los transportes y en otras no”.

La ONU tiene reconocida una Ley Integral contra la trata de seres humanos y, de la misma forma, en Andalucía existe también un protocolo de actuación; en el cual, según la presidenta de Aprolider “se habla sobre la trata de seres humanos con fines de explotación sexual; donde se han olvidado del resto de tipos de explotación que puede haber”.

Según la Guía de Intervención y Recursos para la Atención a Mujeres Víctimas de Trata en Andalucía, la Ley de Igualdad andaluza pone de manifiesto que “la Administración de la Junta de Andalucía luchará contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres y pondrá en marcha acciones de prevención y atención a las mujeres víctimas de explotación sexual.  Asimismo, realizará campañas de información y sensibilización sobre la situación de explotación que sufren las mujeres prostituidas”.

Estos hechos se dan independientemente de que las víctimas crucen o no las fronteras internacionales

Cuando hablamos de delitos de trata de seres humanos no hace falta que se haya realizado el acto en sí; sino que el hecho de tener la “intención de explotar a la persona para que el delito ya se haya consumado”, según Proyecto Esperanza. De hecho, el Código Penal recoge en el artículo 312.2 que se considerará infractor a toda persona que reclute “personas o las determinen a abandonar su puesto de trabajo ofreciendo empleo o condiciones de trabajo engañosas o falsas, y quienes empleen a súbditos extranjeros sin permiso de trabajo en condiciones que perjudiquen, supriman o restrinjan los derechos que tuviesen reconocidos por disposiciones legales, convenios colectivos o contrato individual”.