ANÁLISIS | Qué más nos dijeron

ANÁLISIS | Qué más nos dijeron

Investigamos los perfiles de Twitter de los principales políticos españoles para conocer qué han querido transmitirnos durante la crisis sanitaria del Covid-19

Son las ocho en punto. Aplausos en el balcón. La interacción social con la realidad es, entre las otras pocas posibles, esta. En cuestión de días y dejando aparcada la noción del tiempo, lo que era la hora de un café, una cita o un tranquilo paseo, se ha convertido en un gesto de gratitud y emoción. Tu bolsillo tiembla. Es una notificación.

La pantalla se ilumina. Nuevos casos. Dentro de toda esa vorágine informativa del día a día, en Twitter los políticos más sonados escriben, comparten y reciben a la multitud que desea comentar. A veces la incertidumbre domina los mensajes y lo único claro es que esta situación no la han vivido gran parte de las generaciones de hoy. Ante tal desconcierto, ¿qué dice el gobierno? ¿y la oposición?

Ellos, claramente, ya se han mencionado de cara a la ya declarada pandemia. No podría ser de otra forma. Se deben a su público. Este, por su parte, cumple la función de reaccionar. Llegados a este punto la pregunta sería cuál es la base de sus mensajes. Emoción o razón. ¿A qué lado se inclina la balanza?

PEDRO SÁNCHEZ

El primero de la lista es Pedro Sánchez. Su posición en la presidencia hace que sea el mando ante lo antes no conocido y también lo coloca en el punto de mira. Al comienzo, únicamente sugiere en sus mensajes confianza y optimismo. Al ir pasando los días, los sentimientos de preocupación e interés también se adentran en su perfil de Twitter. Conforme avanza el tiempo le da un mayor papel de implicación al ciudadano, lo incita a actuar, le concede esa posibilidad de «heroísmo o de acción». Mayoritariamente emite informaciones sobre su actividad política e información en general para trasladar la sensación de trabajo y acción. Esto se debe a su cargo, según nos afirma David Álvaro García, consultor y profesor de marketing. El valor de la unión empapa todo el discurso. Uno de los cambios observados en los últimos días es la introducción de la imagen y presencia de miradas expertas, científicas, lo que respalda sus decisiones políticas y brinda seguridad. Otro, una línea de actuación a nivel más internacional con Europa, lo que incluye la traducción al inglés de uno de sus tuits. Este político tampoco se enzarza en alguna disputa o tiene algún reproche. Solo menciona a Pablo Casado comunicando que ha establecido contacto con él. El resto de cuentas que aparecen en su perfil son miembros o instituciones del gobierno. Lo que sí hace es transmitir una visión positiva de la sanidad y la sociedad española, así como la defensa de la sanidad pública.

No usa la primera persona, lo que se traduce a una implicación personal de sí mismo, hasta pasados unos días. Prefiere usar «nosotros» para hablar como equipo y hacer sentir parte de eso al lector. El lenguaje inclusivo, es decir, usar en lugar de todos, todos y todas, también es imprescindible en lo que escribe. Su relación con los medios se limita a RTVE y únicamente ha mencionado una noticia de La Ser. Se aleja de los términos España, nación o españoles, haciendo uso en su lugar de la palabra sociedad.

PABLO CASADO

David Álvaro García, experto en marketing, explica que Pablo Casado, como parte de la oposición, no tiene realmente poder de decisión y son los propios hechos los que lo anulan. Este político se ha mantenido en dos posturas aparentemente contradictorias. Por un lado, se ofrece a apoyar al gobierno y, por otro, hace reproches al mismo. «La sociedad no entendería que un contexto pandémico sin precedentes la oposición buscase rédito político. Por eso Casado debe mostrarse del lado del gobierno», afirma. El ciudadano también quiere y necesita escuchar al responsable político, lo que influye en esta realidad dividida. Los tuits son emotivos, directos y usan un lenguaje sencillo. Traslada la sensación de compromiso, además de la gratitud también habitual en los otros políticos analizados hacia ciertos sectores como, por ejemplo, los sanitarios. El logo y el color del partido conquistan sus publicaciones. Lo que comienza siendo una lista de apremios, reproches y críticas, se remodela a un tono más relajado. Ganan en número los reproches y propuestas, veintinueve cada uno de ellos, frente a la información y la opinión. Su foco de atención, la economía, se redirige a historias reales que conectan con la gente y a las personas económicamente desfavorecidas. Especialmente llama la atención la alusión de un proyecto por parte de jóvenes del partido para ayudar a colectivos vulnerables durante la cuarentena. Otro grupo al que pone especial atención son las víctimas de atentados terroristas, lo que remite a sus valores patrióticos y su desacuerdo con el independentismo. Utiliza las palabras nación, España o españoles.

Es frecuente que emplee la primera persona, mostrándose como alguien implicado en lo que dice, aunque lo reduce al pasar los días. Se posiciona como un partido desinteresado, ejemplar y dispuesto a colaborar, además del perro guardián y de la opción sensata y viable. Sus mensajes trasladan una visión negativa sobre la acción del gobierno. Crean una contraposición entre ambos partidos. Casado traslada afecto y cariño a los afectados, se muestra cercano en ese sentido con los grupos a los que menciona que están afectados.

 

Pedro Sánchez

 

Tuits y retuits: 111

Lo más pronunciado: COVID-19, gobierno, todos, hoy y medidas 

Lo más transmitido: confianza, preocupación y optimismo 

Grupos mencionados: Sanitarios, mayores, jóvenes, familias, trabajadores, pymes, empresas, mujeres víctimas de violencia de género

Pablo Casado

 

Tuits y retuits: 126

Lo más pronunciado: gobierno, Sánchez, crisis, España, coronavirus. 

Lo más transmitidos: preocupación, admiración y optimismo. 

Grupos mencionados: mayores, fuerzas de seguridad, rey, sanitarios, trabajadores, padres, autónomos, personas con síndrome de down, víctimas del terrorismo, empresas, familias, jóvenes y agricultores. 

Pablo Iglesias

 

Tuit y retuits: 50

Lo más pronunciado: medidas, crisis, social.

Lo más transmitido: preocupación, admiración e interés. 

Grupos mencionados: mayores, personas vulnerables, discapacitados, animales, niños y niñas con problemas, trabajadores. 

Inés Arrimadas

 

Tuit y retuits: 124

Lo más pronunciado: crisis, gobierno y todos. 

Lo más transmitido: preocupación, anticipación y vigilancia

Grupos mencionados: mayores, el rey, el ejército, trabajadores, autónomos, pymes, sanitarios, científicos e investigadores, padres. La que más emoticonos está usando. Síndrome de down, agricultores, ganaderos, trabajadores de supermercado, embarazadas y padres. 

Santiago Abascal

 

Tuit y retuits: 126

Lo más pronunciado: gobierno, españoles y vox.

Lo más transmitido: desaprobación, vigilancia y enojo.

Grupos mencionados: rey, sanitarios, fuerzas armadas, mayores, pequeñas empresas, autónomos, familias.

INÉS ARRIMADAS

Inés Arrimadas se muestra en su perfil de Twitter como una persona cercana, servicial y con una actitud amistosa. Produce en el tiempo analizado sobre todo información sobre su actividad, seguido de propuestas. No parece introducir en su carta de presentación de cara al público diferenciaciones o distancias. De hecho, ha dado ánimos a todos los políticos que han enfermado de covid-19 y mencionado cuentas muy diversas, desde periodistas o la propuesta de un director de hoteles al propio Pau Gasol o Rafa Nadal. Así, conecta y genera el pensamiento de escuchar e incorporar otras voces. Transmite la sensación de sensatez y de actuar dentro de lo razonable, pero apremia al gobierno y deja caer que puede ser mejorada o completada la acción del mismo.

Traslada iniciativa, pide medidas contundentes y no llega a generar en sí reproches como tal, aunque los llega a efectuar a través de las palabras de otros, a los que retuitea. Una muestra de esta actitud por colaborar es que establece contacto con el presidente dos veces. Coloca su mirada en la economía, pero con ciertos tintes sociales. Esta posición de sentido común se conjuga con emociones con historias concretas, como su reacción de conmoción ante el hombre con alzhéimer que creyó que los aplausos eran para él. Se muestra también como persona y así conectar con los usuarios como lo ha hecho en este periodo dando ánimos a quienes también esperan a un hijo. No solo ella teje una visión positiva sobre su mismo partido, deja que, en concreto, periodistas, lo hagan por ella con comentarios en positivo. Esto le permite generar en quien la lee una visión mejor sobre su partido que la del gobierno. Insiste en el hecho de hacer reuniones telemáticas como signo de responsabilidad y sensatez. Muestra una línea de acción con Europa, de hecho, hace retuit de un eurodiputado y de un político italiano. Defiende la unidad, la monarquía y hace especial hincapié en los autónomos. A veces se implica a ella misma, pero usa mucho más el «nosotros» como implicación de todos, como grupo. Usa con cierta regularidad emoticonos.

PABLO IGLESIAS

Pablo Iglesias es con diferencia, el menos activo de todos. Parece amoldarse a su rol como parte del gobierno. Esto quiere decir que sigue la misma línea de trasladar al público su trabajo, dejando a un lado lo visceral y lo personal.  Aunque humaniza su figura, esto queda en un segundo plano para comunicar las medidas y acciones que se están llevando a cabo. Se centra especialmente en asuntos sociales, lo que le corresponde en sí a su puesto como ministro de Derechos Sociales. Su tono es relajado, transmite la sensación de estar trabajando y de compromiso ante la crisis. Por ahora, únicamente se ha manifestado, aunque con sutileza su desacuerdo con las acciones de la monarquía, su posible relación con la investigación de dos fundaciones en Suiza y, de manera indirecta, retuiteando el mensaje de otro usuario su desacuerdo con el neoliberalismo. Sin embargo, cuando es posible, saca su lado humano y personal. Se muestra cercano, amigable y su faceta como padre. Uno de los tuits comenta que estos días iba se iba a encargar de sus hijos y en otro que los «peques» estaban bien ante el positivo en covid-19 de su compañera Irene Montero.

SANTIAGO ABASCAL

El estilo de Santiago Abascal está marcado por un lenguaje firme y duro. Hace en sus mensajes contraposiciones con un tono contundente y visceral usando expresiones como narcodictaduras, traidor, canalla, chusma, basura entre otros. Escribe sobre todo declaraciones, especialmente reproches. Al principio, sus intervenciones eran más serenas y recurría más al retuit. Al comienzo de este análisis publican un comunicado a modo de disculpa por el acto en Vistalegre antes de la declaración del Estado de alarma. El acto, al igual que la manifestación del ocho de marzo han causado revuelo en la opinión pública. Quiere ser parte de la acción, traslada la sensación de iniciativa. Santiago está dispuesto a actuar legalmente si lo cree necesario, como ha ocurrido ante la decisión de que Iglesias e Iván Redondo se puedan sentar en la comisión delegada para Asuntos de Inteligencia, con la que se muestran en desacuerdo. Incluso pidieron el cese de Fernando Simón y Carmen Calvo. Insiste en el valor a la verdad, siendo muy crítico con algunos medios e incluso acudiendo como fuente informativa a una cuenta específica de noticias de Vox. Sus valores son un nacionalismo acentuado, rechazo al federalismo, euroescepticismo, desacuerdo con las autonomías, con el feminismo y la monarquía. Tienden a usar las palabras España, españoles y español. Este político se muestra muy contrario al gobierno, publicando información negativa sobre ellos. Durante este análisis la clasificación de tuits en informativos o no se vio obstaculizada por la aseveración de hechos sin un medio más generalista o que aporte más fiabilidad. Tienen una actitud de apremio y aseguran que el gobierno no está actuando con rapidez, oculta información, además de estar centrados en objetivos políticos y no en el interés común. A pesar de ello, se muestra colaborativo en caso de ser necesario, aunque de una forma algo restrictiva. La mayor crítica recae sobre Podemos y los partidos relacionados con el independentismo. Son los que con más frecuencia han mencionado a las fuerzas armadas y al rey. Frente a los demás, repite mensajes que ya ha hecho anteriormente, en concreto, veinte veces. Así, muestra mayor firmeza con sus declaraciones y principios.

TEORÍA, BASE TEÓRICA Y RESOLUCIÓN

Todo mensaje tiene conocimiento de causa. Las declaraciones de los políticos tienen detrás tiempo dedicado. Previamente los posibles votantes, votantes e indecisos son estudiados con miras a mantenerlos o atraerlos. Los mensajes, para que sean atractivos, son sencillos, directos y comprensibles. Esto no solo significa que sean entendidos como tal, sino que también quien los lea, se identifique con ellos. Según la información extraída para este reportaje, tienen que darse elementos que recuerden a las experiencias que rodean a las personas analizadas. El mensaje funciona si conoces a quién va dirigido. Impera en estas palabras las emociones, en especial si estas sacan el lado positivo de lo que está hablando el mensaje. David Álvaro García comenta que «los mayores éxitos en redes sociales de instituciones, organizaciones o empresas no son los sesudos estudios que suben a las redes. Es el contenido más personal, más cercano, que saca el lado humano, casi morboso de los ciudadanos». El paso de los años ha dado pie a la personalización, es decir, a centrarse en un candidato y abandonar más el partido como conjunto. Este es humanizado, se muestra como una persona más allá de su cargo institucional. Una parte de esta táctica, es el uso de historias concretas para conmover. La técnica de crear una buena imagen del sujeto en contraposición con la que generar una negativa en la oposición, se aplica en política. Se refuerza así la atracción hacia al partido.

METODOLOGÍA

Este estudio ha sido posible gracias a un método basado, por un lado, en las lecturas teóricas sobre el tema y la voz de un experto y, por otro, en el uso de la web Tweetbeaver, un programa ajustado a las necesidades creado por Pablo Montes y el uso de la rueda de las emociones del psicólogo Plutchick.

Después de las lecturas pertinentes, se han recogido todos los tuits y retuits de los políticos analizados para identificar las emociones a través de esta rueda de Plutchick, clasificar su tipología en información, información sobre actividades, propuestas, opiniones, reproches o declaraciones y averiguar cuáles han sido las cinco palabras más pronunciadas por cada uno de ellos.

También se ha hecho un recuento de los tuits y retuits producidos en total. Los análisis han ido contando con la opinión de David Álvaro García, consultor y profesor en marketing. Las redes sociales han causado un giro en nuestra vida. También lo ha sido la política. La campaña de Barack Obama fue punto de inicio en el que se empezaron a aplicar para comunicarse con los votantes sin intermediarios y con la posibilidad de recibir sus respuestas.